Ahorrar para la Jubilación

Compartir

¿Ahorramos para nuestra Jubilación?

Por lo general, la mayoría de los latinoamericanos está acostumbrada a dejar todo para el último momento. Lo mismo sucede con el tema de la jubilación. La lejanía de la fecha en que la persona se jubilará, unida a la falta de cultura de previsión, ha llevado a que muchos posterguen el pensar en el dinero para su retiro de la vida laboral.

Sin embargo, podemos observar en muchísimas personas que pronto se jubilarán una gran preocupación por cómo vivirá. No son pocos los que reciben apoyo de sus hijos y familiares, para poder cubrir todos los gastos.

Lamentablemente es muy común, entre las personas jubiladas, el conformarse con vivir un estilo de vida inferior al que tenían.

Sabiendo de eso, viene la pregunta de qué hacer para tener una pensión digna

AFP y ONP

En el Perú, tenemos dos alternativas de Aportes obligatorios para la jubilación:

Por un lado está la ONP (nuestro fondo es manejada por el estado) y por el otro el Sistema Privado de Pensiones con las AFP (nuestro fondo es manejado por una empresa privada). Al ser contratado formalmente por una empresa, la persona empieza a aportar en una de estas alternativas.

Lo cierto es que tanto en la ONP como en la AFP, la pensión que tendré será inferior a mi sueldo. Para que tengan una idea, una persona que a los 40 años tiene un sueldo de S/ 4,000.00 estaría recibiendo de pensión aproximadamente S/2,500.00. Aunque eso sería distinto si es que esta persona estuviera recibiendo este sueldo desde los 25 años. Para que se hagan una idea, para cada S/ 100,000.00 de fondo, la persona recibirá de pensión unos S/ 600.00 aproximadamente.

Claro está que eso puede variar mucho, dependiendo del comportamiento de los mercados de valores, donde las AFPs están invirtiendo nuestro dinero. Cabe aclarar que las cuatro AFPs existentes en el Perú poseen una herramienta que les permitirá hacer un cálculo aproximado de cuánto sería su pensión de jubilación. Vale la pena ingresar a su página y mirar cuál sería nuestra pensión.

¿Cuánto necesito para vivir tranquilo después de jubilado?

Algunos especialistas dicen que podría vivir con el 70% de lo que ganamos a los 45 años de edad. Su teoría se basa en dos elementos. El primero, se funda en la salida de los hijos del hogar. Al salir los hijos uno ahorra los gastos que tenía con ellos. El segundo se refiere a la disminución de gastos sociales, eso es, aquellos gastos que tenía que hacer en mi círculo de trabajo, como por ejemplo almuerzos, salidas, compra de ropas más elegantes, etc.

Sin embargo, un economista brasilero que afirma que el gasto aumenta. Haciendo cuentas, teniendo como referencia a familiares y amigos jubilados, tengo que estar de acuerdo con él. Ese economista fundamenta su teoría en tres elementos:

  1. Los gastos con la salud aumentan. Independiente de si tengo hábitos de hacer deporte o no, el simple hecho de tener más edad, aumenta mis gastos médicos. Eso se dá no solamente con el aumento de mis gastos en planes de salud, que son carísimos para personas mayores, sino también con las vitaminas o medicinas que empezará a consumir por la edad
  2. Tiene más tiempo libre. El tiempo libre es el sueño que muchas veces tenemos, para hacer cosas que, por el trabajo, normalmente no podíamos hacer. Sin embargo lo que a veces no tenemos en cuenta es que cuanto más tiempo libre, más cosas voy a poder hacer. Es en ese momento en que entran los gastos. Desde salir a desayunar, almorzar o sencillamente tomar un café con mis amigos, hasta programas culturales, viajes; todas las actividades demandan tener los recursos necesarios para poder realizarlas. El no estar preparado podría llevarnos a conformarnos con nuestro sillón, la tele, o solamente caminatas por el parque más cercano a nuestra casa.
  3. Aumento de la familia. Al contrario de lo que afirman algunos que nuestros gastos familiares disminuye, en la realidad aumentan. Es cierto que se van los hijos, pero con su salida, suelen venir los yernos o nueras, nietos, etc. La familia aumenta y con eso, recibes más invitaciones a cumpleaños, graduaciones, matrimonios, etc… con seguridad, necesitará un buen presupuesto.

El riesgo de no planear mi jubilación

Quien no se planea, termina abandonando todas las actividades. Tendrá más tiempo, pero menor posibilidades de hacer cosas que incluso antes podía hacer. No son pocos los jubilados que abandonan actividades que les eran comunes mientras trabajaban, como viajar, cenar en buenos restaurantes, etc.

De ahí viene la pregunta que no solemos hacer, pero que es fundamental para empezar a pensar en nuestro futuro. ¿Queremos terminar nuestros años, en los que trabajamos incansablemente, sentados en el sillón para no tener que gastar dinero? O ¿queremos poder gozar de nuestro tiempo libre haciendo todas aquellas actividades que soñábamos hacer?

¿Qué hacer entonces?
¿Cómo empezar a planear mi jubilación?

  1. Piensa en grande. El primer paso para empezar a ahorrar es imaginarnos en el futuro y preguntarnos ahí qué es lo que queremos hacer. Hay que pensar en grande y luchar por lograr esta meta.
  2. Comienza a ahorrar YA. No hay que dejar para mañana. Cuanto antes empecemos a ahorrar, mejores condiciones tendremos en el futuro.
  3. Ten en tu presupuesto mensual un monto destinado a tu jubilación. Eso significa que debes destinar mensualmente un monto a tu jubilación. Este mismo debería buscar algún tipo de inversión a largo plazo que permita una buena rentabilidad. Cabe resaltar que este presupuesto es adicional al dinero que ya es destinado obligatoriamente a alguna AFP.

Compartir

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *